Saltar al contenido

Cómo desinfectar y limpiar a fondo el teclado

El teclado es la parte del ordenador de sobremesa o del portátil con la que más en contacto está tu cuerpo. Por eso es tan importante, en una situación de emergencia por el coronavirus de la COVID-19, limpiar a fondo y desinfectar las teclas de tu portátil u ordenador de sobremesa.

El teclado está muy expuesto a la suciedad, a las bacterias y a los virus. Tus dedos teclean en todo momento. O bien se deslizan por el touchpad (panel táctil) del portátil.

Y, claro, tus manos reposan sobre las teclas y sobre la superficie del teclado que no son teclas. En el caso de los portátiles, las manos descansan en las immediaciones del touchpad.

Y no nos olvidemos del ratón, que tienes asido cuando no tienes los dedos encima de las teclas.

En este contenido te explicamos cómo limpiar y desinfectar el teclado. Pero, por supuesto, más allá de esos consejos específicos, es una excelente idea aprovechar y hacer una limpieza a fondo de todos tus dispositivos tecnológicos. Con ese fin, te proponemos que leas la guía Cómo limpiar y desinfectar el ordenador, los auriculares y todos tus dispositivos.

Por muy limpio que seas, el teclado se ensucia

Es probable que seas muy cuidadoso. Que evites comer y fumar enfrente del ordenador. Y que, antes de sentarte enfrente de tu equipo, hayas sometido tus manos a una concienzuda limpieza con agua y jabón. Pero, igualmente, el teclado va a acabar acumulando suciedad.

Buenos hábitos contra mugre, bacterias y virus

Por supuesto, es muy recomendable que alejes bebidas, comida y tabaco del teclado. Y que comiences a utilizar el equipo con las manos limpias. De esta manera, vas a reducir mucho la acumulación de mugre en las teclas y el resto de superficie del teclado. Asimismo, vas a reducir la carga de bacterias y vas a evitar que se posen virus, como el de la gripe o el virus de la COVID-19.

Bebidas: bien lejos

El consejo de alejar las bebidas del equipo informático es especialmente relevante. Y es que, cuando se trata de un portátil, te puedes jugar la integridad del equipo.

Los líquidos pueden dañar tu portátil con muchísima rapidez. En El Blog de BEEP ya te hemos explicado cómo actuar con rapidez frente a esta emergencia, para así poder salvar tu equipo.

Por todo ello, cuando poses ese vaso, esa taza, esa botella o esa lata sobre algún sitio, que ese sitio no sea la mesa o escritorio donde descansa tu portátil. Así, te recomendamos que busques otro mueble o lugar sobre el que emplazar el recipiente de líquidos, sea el que sea.

Si dispones de una mesa muy grande y amplia, pon el vaso o recipiente lo más lejos posible de tu equipo informático. De este modo, si lo tiras, el líquido seguro que manchará la mesa, pero no afectará a las teclas.

Primero, limpia el interior

Puede ser tentador ponerse a limpiar el teclado de buenas a primeras. Sí, ya hemos dicho que es la parte del ordenador (junto a la pantalla) donde la suciedad es más evidente. Y también hemos dicho que es la parte que más en contacto está (sin contar las pantallas táctiles) con tu organismo, con tus manos, muñecas y dedos.

Ahora bien, es bueno comenzar por el interior, como ya hemos explicado en este artículo que encontrarás en El Blog de BEEP: Cómo dejar como nuevo un portátil sucio y descuidado.

De forma muy resumida, podemos decir que es bueno comenzar con el interior porque toda la suciedad que esté acumulado en el interior (migajas, pelos…) y que extraigamos, acabará depositada en el teclado externo del sobremesa o en el teclado del portátil.

Apaga el ordenador y desconecta cables

Vamos a ponernos a limpiar. Apaga el portátil o sobremesa. Y desconecta todos los cables habidos y por haber.

Si tienes un sobremesa y tu teclado tiene cable, desconéctalo del ordenador.

Recuerda que los teclados USB se pueden desconectar antes de cerrar el ordenador. Los teclados PS/2, que no son USB, no se pueden desconectar de esa manera. En todo caso, lo mejor es apagar el ordenador primero.

Si el teclado es inalámbrico, sácale las baterías.

Dale la vuelta y sacúdelo con delicadeza

Da la vuelta al teclado y sacúdelo con gentileza para extraer los pequeños residuos que se puedan haber colado entre las teclas.

Por pequeños residuos entendemos migajas, suciedad, pelos del usuario y de algún animal doméstico, entre otras cosas.

Para ayudar a expulsar toda esa suciedad, mueve el teclado o portátil en diferentes direcciones. Incluso puedes dar unos golpecitos suaves para ayudarte.

En caso de que estés haciendo este procedimiento con un portátil, utiliza las dos manos. Una mano para sostener la pantalla que está desplegada, y la otra mano para aguantar la parte del teclado.

Utiliza aire comprimido

En tu tienda BEEP puedes encontrar aire comprimido para limpiar el teclado.

En caso de que sea un teclado de sobremesa, debes sostener el frasco en un ángulo de 45 grados. Y, claro, tienes que apuntar a las teclas. Si el teclado es de portátil, debes dibujar un ángulo de 75 grados.

Siempre debes trazar una ligera inclinación, porque si aplicas el aire de forma frontal, lo que estarás haciendo es esparcir la suciedad.

Importante: mantén la boquilla a una pequeña distancia, a unos 1,3 centímetros del teclado.

Más consejos. Coge el spray de aire comprimido, y dispara una ráfaga rápida lejos del teclado, para deshacerte de la condensación acumulada. Ahora ya puedes aplicar el aire en todos los huecos, recovecos, agujeros y hendiduras. Es decir, el perímetro de las teclas, orificios de ventilación, puertos USB…

Realiza descargas breves, para evitar que se acumule la humedad en el interior del equipo.

Limpia las teclas

Alcohol isopropílico

Una buena manera de limpiar las teclas es emplear alcohol isopropílico, también conocido como alcohol para frotar. ¡No tiene nada que ver con el alcohol para curar heridas! Lo vas a encontrar en hipermercados y en grandes tiendas de bricolaje.

Una buena opción es el alcohol isopropílico del 70%. En todo caso, siempre es recomendable que lo pruebes sobre algún punto del equipo que no sea visible, para asegurarte de que no causas ningún daño o alteración estética.

Usa un paño de microfibra con delicadeza

Nunca apliques el alcohol de frotar de forma directa. En caso de que utilices agua con un poquito de jabón, tampoco. Debes usar siempre un paño de microfibra. Moja el paño con unas pocas gotas de alcohol (o de agua caliente con un poco de jabón común), cerciórate de que no gotee, y a limpiar.

Bastoncillos para los espacios entre las teclas

Los bastoncillos de algodón, hisopos o cotonetes, son idóneos para el espacio existente entre las teclas. Y para los costados de las teclas. También te pueden ser de ayuda para la superficie de las teclas.

Para una limpieza eficaz, debes humedecerlos con el alcohol para frotar.

Ten en cuenta que para una limpieza concienzuda, deberás gastar unos cuantos bastoncillos de algodón.

Con cuidado, incluso puedes utilizar un palillo para los dientes.

Limpia la pantalla con un paño seco de microfibra

Si la pantalla es táctil, es extremadamente importante que esté limpia. Sobre todo, para eliminar gérmenes o virus como el que causa la COVID-19, el coronavirus que está extendiéndose entre la población.

Para eliminar el polvo y marcas de dedos, emplea un paño seco de microfibra. Ahora bien, para limpiar a fondo, algunas marcas proponen utilizar una mezcla al 50% de alcohol de frotar y de agua. En todo caso, siempre es bueno que consultes con el fabricante.

Lo que nunca debes hacer con la pantalla es recurrir a productos de limpieza.

El ratón, también

El ratón es otro elemento del equipo que acumula mucha suciedad.

Para limpiarlo, debes utilizar paños de microfibra, bastoncillos, alcohol de frotar y palillos.

Desconecta el ratón. Y, si es inalámbrico, quítale la batería.

El procedimiento es el que ya hemos explicado para otras partes del ordenador. Poner unas gotas del alcohol de frotar en el paño de microfibra, pasar el paño y secar con otro paño (seco). Habrá rincones o zonas donde te será de más utilidad un bastoncillo o un palillo.

Limpieza a fondo de todos tus equipos y dispositivos

En El Blog de BEEP hemos dedicado varios contenidos a explicarte cómo limpiar y desinfectar todos tus equipos informáticos y tecnológicos.

Esta ilustración proporcionada por Centers for Disease Control and Prevention en enero de 2020 muestra el nuevo coronavirus causante del COVID-19.

Coronavirus de la COVID-19

Recordad que limpiar todos los días las superficies de contacto frecuente es una medida de prevención de la propagación del virus de la COVID-19.

Por supuesto, el primer paso para un entorno limpio es la higiene de las manos, a poder ser con jabón.

Según una guía publicada por una agencia pública de Estados Unidos, “teléfonos”, “teclados” y “tabletas” se cuentan entre las superficies de contacto frecuente a las que prestar atención. Otras de estas superficies de interés son mesas, pomos de la puerta, llaves, inodoros y mesitas de noche.

Todavía hay debate sobre el tiempo que el virus de la COVID-19 sobrevive en una superficie.

En todo caso, es una buena idea limpiar a fondo la superficie de la mesa en la que tienes el ordenador sobremesa, la tableta o el portátil.