Saltar al contenido

Ya está en marcha BEEP L’Arboç

BEEP L’Arboç ha abierto este año las puertas en este municipio modernista del Baix Penedès, conocido por su riquísimo patrimonio cultural y artístico, en el que destaca La Giralda de l’Arboç y la iglesia de Sant Julià. El establecimiento, que ya ofrecía sus servicios a los residentes del municipio y a los pueblos de los alrededores desde 2006, se ha integrado como tienda asociada a la cadena BEEP para crecer y ganar competitividad.

Pasión por la informática y la tecnología

Los hermanos Jordi y Raquel Beltran son los responsables de la tienda. Los dos exhiben una nítida vocación profesional por la tecnología. Raquel es ingeniera en Telecomunicaciones, y Jordi realizó el grado de Informática, y amplió sus conocimientos y competencias con módulos y cursos de sistemas y redes.

Jordi Beltran ha trabajado en puntos de venta de informática desde 1998, cuando comenzó dando clases para escolares en un establecimiento especializado. En 2006, tras haber acumulado una enorme experiencia en la reparación de ordenadores, abrió junto a su hermana Raquel una tienda propia. Desde 2009, la tienda se encuentra en Avinguda Penedès, 3 (local 1).

Todo el apoyo y la fuerza de BEEP

“Llevamos 13 años trabajando como tienda independiente”, explica Jordi, “pero consideramos que había llegado el momento de crecer con el respaldo de una cadena con la fuerza de BEEP”.

“Con el apoyo de BEEP, podemos abordar proyectos para empresas más ambiciosos y, asimismo, podemos obtener un plus en competitividad”. BEEP L’Arboç trabaja mucho para profesionales, pymes y centros educativos, que son mercados prioritarios para la cadena BEEP.

Servicios a empresas

La tienda proporciona todo tipo de servicios a los negocios de la zona. BEEP L’Arboç tiene contratos de mantenimiento con empresas, y realiza servicio técnico de toda clase de equipos informáticos del mercado empresarial.

“Nos encargamos de servidores, redes y cableado, e incluso tenemos un servicio de realización de páginas web para empresas e instituciones”, informa Jordi.

L’Arboç cuenta con un tejido empresarial dinámico, en el que destaca la actividad agrícola y de fabricación de vidrio.

La tienda perfecta para el público familiar

BEEP L’Arboç atiende las necesidades de informática y tecnología de las familias desde hace 14 años. Durante todo este tiempo, el establecimiento ha fidelizado un público que aprecia la proximidad, el asesoramiento y la competitividad de productos y servicios, como los de taller.

“Si ya éramos la tienda de referencia de la zona, desde el inicio de la pandemia de la COVID-19 lo hemos sido aún más”, nos cuenta Jordi.

“Durante estos meses, hemos trabajado en la puesta a punto de equipos, hemos realizado muchas reparaciones y servicio técnico, y hemos vendido muchos portátiles. Asimismo, con nuestro asesoramiento hemos ayudado a que la escuela en casa y el teletrabajo sean experiencias más satisfactorias”.

Además del upgrade y actualización de equipos, otra consulta muy habitual ha sido la optimización de la distribución de la señal WiFi en los hogares. “La demanda de portátiles ha crecido mucho, unas compras que muchas veces iban acompañadas de la adquisición de un monitor de cierto tamaño para poder trabajar con el portátil, pero con una pantalla más grande”.

BEEP L’Arboç, en Avinguda Penedès, 3, local 1

BEEP L’Arboç se encuentra en Avinguda Penedès, 3 (local 1), muy cerca del Pavelló d’Esports y del CAP del municipio. Se trata de una zona del pueblo con actividad comercial.

L’Arboç, una visita obligada para los amantes del modernismo

L’Arboç destaca por sus construcciones modernistas, cuya belleza queda aún más realzada por la geografía del municipio, en la llanura del Penedès, y con viñas a su alrededor.

Si no sois del Baix Penedès y visitais esta comarca, no os podéis perder las siguientes propuestas:

  • Pasear por la calle Mayor y la plaza de la villa para admirar las fachadas modernistas.
  • Entrar en la iglesia renacentista de Sant Julià, que por su magnitud se conoce como la catedral del Penedès.
  • Visitar el Museu de Puntes al Coixí.