Saltar al contenido
TV

Smart TVs: ¿Qué es la resolución 4K?

TV-4K-BEEP

‘Home cinema’: un poco de historia

El concepto home cinema está en boca de los más cinéfilos desde la década de los 80, cuando los reproductores de vídeo ganaron un lugar destacado en las salas de estar. Fue la década de las cintas VHS, hoy casi consideradas piezas arqueológicas.

En los años 2000, con el surgimiento de las pantallas planas y con la disponibilidad del sonido digital, las tecnologías de home cinema se popularizaron. En los 2010, la década que acabamos de dejar atrás, la ambición de tener un cine en casa fue asequible para muchas más personas, gracias al abaratamiento de las televisiones planas.

píxeles-comparación-TV

Una experiencia cada vez superior

Las tecnologías que permiten replicar la experiencia de ir al cine en casa, son cada vez mejores. La calidad de la imagen y del sonido no ha dejado de elevar el listón. Cada vez estamos más cerca de sentir las sensaciones que nos proyecta una sala de cine, sobre todo si contamos con una pantalla de muchas pulgadas o con un proyector (combinado con una superficie de proyección adecuada).

Sin embargo, hay muchos escépticos que dicen que la experiencia de la gran sala nunca la lograremos. La mayoría de mortales no cuentan con un hogar capacitado para albergar una pantalla gigantesca que, claro, debe ir acompañada de muchos altavoces de grandísimo tamaño.

Por otro lado, el sentimiento de comunidad, de compartir espacio con desconocidos que aprecian el séptimo arte, nunca lo conseguiremos en nuestro hogar. En todo caso, con una buena pantalla y con un buen sistema de audio, lograremos algo parecido.

4K, la mayor calidad de imagen

En relación a la imagen, la resolución 4K es la de mayor calidad que vamos a encontrar para nuestro hogar. En este artículo, explicamos las claves de estas imágenes de alta definición.

Diferencia entre 4K, UHD, Ultra HD y Ultra High Definition

Cuando estamos elijiendo una nueva televisión, veremos que se utilizan los términos o expresiones 4K, UHD, Ultra HD e, incluso, Ultra High Definition. Pues bien, en términos técnicos, todas estas fórmulas vienen a significar lo mismo. Es decir, que el equipo tiene una resolución de 3840×2160 píxeles.

Cada fabricante lo dice a su manera

Se da pie a la confusión porque cada fabricante emplea su propia terminología para el mismo estándar. Así, por ejemplo, Sony utiliza la expresión 4K Ultra HD para definir a su gama de televisiones 4K. Samsung recurre a la sigla UHD. Y LG, a Super UHD 4K.

Se trata de diferentes denominaciones para describir una resolución idéntica. Todas las TV con estas etiquetas son de 3840×2160 píxeles.

¿Qué significa 4K?

‘K’ significa 1.000

Bien, para empezar, es importante explicar algo que en el ámbito anglosajón ya tienen claro. K significa 1.000 (mil). Por tanto, con 4K estamos diciendo 4.000.

Las personas que vivieron el cambio de siglo igual recuerdan lo del Y2K. Es decir, Year 2K, o “año 2000”. Fue una fórmula que se empleó para definir el temido efecto 2000 en los ordenadores. El mero cambio de los dos primeros dígitos del año, vaticinaban, podría causar un colapso tecnológico (y económico). Al final, se hicieron los deberes, y no hubo ningún desastre.

Cuestión de píxeles

La imagen que proporciona nuestro televisor está hecha de unos puntos pequeñitos que denominamos píxeles. Combinados, forman las imágenes. Los píxeles se organizan en un tapiz de líneas verticales y horizontales.

Con el paso del tiempo, el número de píxeles ha ido aumentando. Y con ese incremento, la resolución ha ido proporcionalmente a más

A más resolución, más calidad de la imagen. Para decirlo con otras palabras, una mayor resolución nos va a permitir apreciar una pequeña peca en el rostro de un actor que, con tecnologías previas, no podíamos apreciar.

Un gran salto

El salto más grande en resolución se produjo hace más de 10 años. Se pasó de una definición estándar, de 720×575 píxeles, a otros estándares de alta definición. En concreto, las nuevas pantallas eran de Alta Definición (High Definition), con 1280×720 píxeles, y de Full HD, o Full High Definition, con 1920×1080 píxeles. En los últimos años, estamos subiendo el nivel desde el Full HD hasta la calidad 4K/Ultra HD.

4K, 4.000 píxeles en sentido horizontal

Para que una tele sea clasificada como 4K o Ultra HD, debe tener una resolución de 3840×2160 píxeles.

La resolución 4K, o 4.000 (recordemos que K equivale a 1.000), se refiere al número de píxeles que hay en cada fila de la pantalla. Es decir, el número de píxeles que hay en cada línea que va de izquierda a derecha, o de derecha a izquierda.

Nos fijamos en el ancho de la pantalla

Para los puntillosos, es bueno dejar claro que, cuando se bautizó esta resolución como 4K, se prestó atención a los píxeles que hay en cada una de las líneas horizontales.

La tecnología 1080p, en cambio, toma el nombre de los píxeles que hay en cada una de las líneas verticales. Es decir, cuando hablamos de resolución 1080p (1920×1080 píxeles), en lo que nos fijamos es en la altura de la imagen. Ponemos el foco en la vertical, en los píxeles que se despliegan en cada columna.

Una pantalla 4K tiene 3.840 filas (líneas horizontales) y 2.160 columnas (líneas verticales). En total, toda esa malla de puntitos suma 8 millones de píxeles

¿Qué es el Cine 4K?

Algunas salas de cine exhiben filmes en 4K. Se trata de una resolución diferente al 4K de tu tele, con más píxeles. Tienen 4.096 líneas o columnas, en lugar de 3.840. La resolución es, por tanto, de 4096×2160 píxeles.

Como la vida misma

La tecnología 4K nos garantiza colores más profundos, detalles precisos e imágenes realistas. Como la vida misma. Y es que pasamos de los dos millones de píxeles de una tele de alta definición, o 1080p, a 8,2 millones de píxeles. Por todo lo dicho, vale la pena pasarse al nuevo estándar de definición de las televisiones.