Saltar al contenido

¿Sabes cuál es el origen de la palabra bluetooth?

¿Te has preguntado alguna vez de dónde viene la palabra Bluetooth? La denominación surge en 1996, cuando uno de los desarrolladores, Jim Kardach, propuso el nombre de uno de los reyes vikingos, específicamente el de Harald Blåtand, cuya traducción al inglés es Harald Bluetooth.

Visita nuestra tienda online

Bluetooth: gran innovación con un nombre poco ‘techie’

En su momento, esta tecnología inalámbrica de corto alcance fue fuertemente innovadora. Tanto, que hoy sigue siendo vigente y muy popular. Pero el nombre no suena demasiado techie. De hecho, no sugiere nada relacionado con la tecnología y la informática. Además, ni es una sigla, ni es un acrónimo, ni abrevia o representa una expresión más compleja y completa. Por tanto es normal que nos preguntemos: ¿qué es Bluetooth?, ¿qué significado tiene Bluetooth?

Sello sueco en homenaje a Frans G. Bengtsson, que inspiró el nombre Bluetooth.
Sello sueco impreso en 1994 en homenaje al escritor Frans G. Bengtsson, cuya novela ‘The Long Ships’ inspiró el nombre Bluetooth.

¿Por qué Bluetooth, un nombre de inspiración vikinga?

En 1996, Intel ya se estaba comprometiendo con el nuevo estándar. Jim Kardach, ingeniero del fabricante de procesadores, propuso el nombre Bluetooth. En aquella época, estaba leyendo la novela histórica The Long Ships, sobre los vikingos, del escritor sueco Frans G. Bengtsson. De ahí vino la inspiración.

¿Sabías que Bluetooth fue un nombre en clave provisional?

Bluetooth fue un nombre en clave provisional, hasta que los profesionales de marketing diesen con un nombre mucho más cool y atractivo.

Según el sitio web oficial de Bluetooth, se consideraron los nombres RadioWire o PAN (Personal Area Networking). PAN era el favorito, pero una búsqueda exhaustiva, en unos tiempos en que Google justo comenzaba a andar, descubrió que esa denominación ya tenía decenas de miles de hits en internet.

La otra opción, RadioWire, exigía un trabajo de análisis sobre derechos intelectuales para el que no había tiempo. Por eso el nombre provisional acabó siendo el definitivo.

¿Quién fue Harald Blåtand Gormsson?

Blåtand/Blåtann fue el apodo de un rey danés llamado Harald Gormsson, que vivió a mediados del siglo X en Dinamarca. A Harald Blåtand Gormsson se le atribuye la unión en un solo reino cristiano de tribus danesas que estaban a la greña. Blåtand/Blåtann se traduce como Diente azul, en castellano, y como Bluetooth, en inglés.

Fresco de Harald Blåtand Gormsson en la catedral de Roskilde
Fresco de Harald Blåtand Gormsson en la catedral de Roskilde.

Con el naming que propuso el desarrollador Kardach, se subrayaba la idea (al menos, para los entendidos en la historia vikinga) de que Bluetooth une dispositivos, al permitir la comunicación entre ellos.

De acuerdo con el sitio oficial de este protocolo, Kardach habría dicho lo siguiente: «El rey Harald Bluetooth fue célebre por unir Escandinavia de la misma manera en que nosotros intentamos unir las industrias del PC y de los dispositivos celulares [móviles] con un enlace sin cable de corto alcance».

¿Por qué el apodo de ‘Diente azul’ para el rey Harald?

Abundan las especulaciones. Unos dicen que tenía un diente en mal estado, y otros dicen que le encantaba comer arándanos y regaliz (que manchan mucho los dientes).

Pero los historiadores no dan mucho crédito a ambas hipótesis. En fin, que no sabemos por qué se le llamaba Diente azul. Lo que sí tenemos son documentos escritos que lo mencionan por ese nombre.

Crónica de Roskilde, la primera crónica histórica danesa

La primera mención de Harald Bluetooth corresponde al siglo XII, unos 200 años después de su muerte. Hallamos el nombre en la Crónica de Roskilde (Roskildekrøniken, en danés), que se escribió en latín. El autor pudo ser un monje. Se trata del primer intento de escribir una historia de Dinamarca, entre los años 826 y 1157.

El manuscrito original se ha perdido, y esta crónica fundacional de Dinamarca solo existe en la forma de copias de aquel primer documento escrito a mano.

El sobrenombre probablemente pasó de generación en generación, a través de reuniones al calor del fuego para ensalzar a los grandes reyes daneses. Y así fue hasta que alguien lo puso por escrito por primera vez en la mencionada Crónica de Roskilde, dos siglos más tarde.

El rey que inspiró a los desarrolladores de los años 90

En resumen, el nombre se remonta a hace más de 1.000 años, al reinado de Harald Blåtand Gormsson. Como hemos visto, este monarca pasó a la historia por dos cosas:

  • Unió Dinamarca y Noruega en 958.
  • Es posible que tuviese una mala salud dental: un diente deteriorado, que debía tener un color entre azul y gris, le pudo hacer ganarse el apodo de Diente azul (Bluetooth, en inglés).

¿Cuál es el origen del logo de Bluetooth?

Como el nombre, el símbolo tiene sus raíces en la cultura vikinga. El logotipo y símbolo de Bluetooth es una combinación de dos runas, que son símbolos sagrados del alfabeto de los vikingos, que se inscribían en piedra.

 Piedras rúnicas que nos hablan del rey Harald Bluetooth.
Piedras rúnicas que nos hablan del rey Harald Bluetooth, en Jellin (Dinamarca). En 1994 se consideraron Patrimonio de la Humanidad (Unesco).

Los impulsores de la nueva tecnología tomaron las iniciales de Harald Bluetooth, y enlazaron las runas correspondientes para crear una nueva runa. La nueva runa contiene la letra H (ᚼ) y la letra B (ᛒ). En inglés, la runa de nuevo cuño que surge de la unión de dos runas es una bind rune.

ᚼ se conoce como la runa Hagall y ᛒ es la runa Bjarkan (berkana).

En nórdico antiguo, rūn significa secreto.

El logotipo de Bluetooth se creó a partir de dos runas nórdicas
El logotipo de Bluetooth se creó a partir de dos runas nórdicas.

Bluetooth: reconocimiento de marca del 92%

La marca tiene una tasa de reconocimiento global por los consumidores del 92%, según el sitio oficial de Bluetooth. ¡Casi todos los habitantes del planeta reconocen el logo! Por tanto, podemos decir que el nombre ha sido un éxito absoluto. Las claves en este acierto en el naming fueron la originalidad, la creatividad y las ganas de hacer las cosas fuera de convencionalismos. Y no han faltado ciertas dosis de enigma, de trasfondo histórico y de apelación a la inteligencia de los usuarios.

Gracias a la fuerza de la marca, son muchas las compañías que utilizan el logotipo y el nombre en sus envases, anuncios y materiales de marketing. Según la marca, cuando los consumidores ven el nombre saben al instante que el producto es de fiar y que será compatible con el resto de productos Bluetooth que ya posean.

¿Por qué se inventó la tecnología Bluetooth?

El estándar Bluetooth se desarrolló y sacó al mercado para que los dispositivos tecnológicos pudiesen intercambiar datos sin necesidad de que estuviesen conectados por cables físicos. Gracias a esta invención, se allanó el camino para muchos de los dispositivos de última generación que utilizamos hoy.

Logotipo de Bluetooth

¿Para qué sirve el Bluetooth?

Bluetooth se utiliza para transferir datos sin cables entre dispositivos tecnológicos que tienen poca distancia entre ellos. Puedes echar mano de esta tecnología para conectar tu ordenador a un teclado inalámbrico, o para emparejar tu smartphone con un altavoz Bluetooth.

Altavoz Bluetooth y smartphone

¿En qué dispositivos podemos disfrutar de Bluetooth?

Bluetooth está incorporado a casi cualquier dispositivo sin cables que te puedas imaginar. Este estándar está en la mayoría de sobremesas, portátiles, smartphones, tabletas, teclados, ratones, auriculares, consolas de gaming, smartwatches, dispositivos de fitness, audífonos y muchos otros periféricos.

Ciertamente, este sistema ha juntado todas las tribus de categorías de producto tecnológico en un solo ecosistema comunicativo, en un solo reino.

¿Qué diferencia a Bluetooth de WiFi?

Como el WiFi, Bluetooth recurre a señales de radio para enviar los datos. Ambos sistemas comparten algunas frecuencias, cosa que puede causar interferencias con los equipos WiFi.

WiFi y Bluetooth son sistemas de comunicación inalámbrica de corto alcance

Una diferencia importante es que Bluetooth no exige poner una contraseña para conectarte a un equipo tecnológico. Por esa razón, la seguridad es muy inferior.

Además, Bluetooth es más lento que WiFi, y tiene un rango de acción más corto, de hasta 10 metros.

Altavoz Bluetooth

Hitos: desde la idea de unos cascos Bluetooth hasta el manos libres del coche

La historia de este protocolo de comunicación nació cuando languidecía la década de los 80, años antes de la eclosión de los teléfonos móviles en la segunda mitad de los años 90. Hoy, más de 30 años después, sigue siendo un estándar imprescindible en nuestro día a día.

IBM y Ericsson hacen tándem

  • La tecnología que acabó denominándose Bluetooth arranca en 1989, con el impulso de Nils Rydbeck, el director de tecnología de Ericsson Mobile en Lund, Suecia. El objetivo era desarrollar unos cascos inalámbricos, en definitiva, unos cascos Bluetooth.
Jim Kardach
Jim Kardach, el ingeniero de Intel que propuso el nombre.
  • En 1996 se bautizó esta tecnología de forma provisional con el nombre de Bluetooth, en homenaje al rey vikingo Harald Blåtand Gormsson, que unió las tribus danesas en un solo reino. Según el sitio oficial de Bluetooth, el nombre surgió en una reunión entre Intel, Ericsson y Nokia para estandarizar esta tecnología. Jim Kardach, de Intel, fue quien sugirió el nombre. Intel y Nokia acabaron formando parte del grupo que en 1998 impulsó el nuevo estándar de forma definitiva.
  • En 1997 se formó un tándem que dio un empuje decisivo a esta famosa tecnología inalámbrica de corto alcance. Adalio Sánchez, que entonces era el jefe de Investigación y Desarrollo del IBM Thinkpad, propuso a Rydbeck (Ericsson) colaborar para integrar un teléfono móvil en el notebook ThinkPad. La idea no prosperó, porque aquel maridaje tecnológico extenuaba la batería.
  • Pero la entente entre IBM y Ericsson siguió adelante para incorporar esta tecnología de rango corto tanto en un notebook ThinkPad como en un móvil Ericsson.
  • Como ni los notebooks IBM ThinkPad ni los móviles Ericsson eran líderes de sus respectivos mercados, Sánchez y Rydbek apostaron por una tecnología abierta a otros fabricantes.

Intel, Nokia y Toshiba se suben al carro

  • En mayo de 1998, nace el Bluetooth SIG (Special Interest Group, o Grupo de Interés Especial). Los socios fundadores son IBM y Ericsson, y completan el grupo Intel, Nokia y Toshiba. En esta unión de empresas fue clave el ingeniero de tecnología móvil Jim Kardach, que fue precisamente la persona que había puesto nombre a la tecnología un año antes.
  • 1999 fue el año en que se estrenó la película Matrix y en que estuvo claro que el teléfono móvil iba a ser en los siguientes años un dispositivo esencial y sobre el que iban a orbitar muchos otros dispositivos. En ese año, también, se lanzó el primer dispositivo Bluetooth para el mercado de consumo. Se trataba de un headset manos-libres.

Ericsson T39, el primer móvil Bluetooth

  • El primer móvil Bluetooth fue el Ericsson T36, pero el primero en ser comercializado con esta tecnología fue la versión mejorada, el Ericsson T39, en 2001.
Móvil Ericsson T39
Ericsson T39, el primer móvil con Bluetooth que llegó al gran público, en 2001.
  • Al mismo tiempo, IBM lanzó al mercado el IBM ThinkPad A30 en octubre de 2001. Era el primer notebook que incorporaba Bluetooth.
ThinkPad A30
ThinkPad A30, de IBM
  • Enseguida llegó uno de los grandes usos de la nueva tecnología: la conexión entre teléfono móvil y el sistema de manos libres del coche. ¿Por qué se eligió Bluetooth en su momento? Pues porque la tecnología WiFi aún no estaba del todo disponible.
  • Algunos de los dispositivos pioneros en el uso del nuevo estándar fueron teléfonos móviles, tarjetas de PC, ratones, portátiles, y auriculares.

El futuro del Bluetooth

La tecnología Bluetooth es objeto de mofas en internet porque nunca ha sido perfecta. Pero, ¿qué tecnología lo es? Abundan las críticas a los problemas de conexión, a las velocidades de transferencia de datos, al consumo de batería de los dispositivos cuando están conectados, y a vulnerabilidades.

Ciclista con smartphone y auriculares inalámbricos

Pero lo cierto es que el mencionado grupo Bluetooth SIG no ha dejado de perfeccionar la tecnología: más rango de acción, más velocidad de transferencia de datos, mejor sonido y mayor eficiencia energética, entre otras mejoras. Los que saben dicen que esta tecnología seguirá facilitándonos la vida en el futuro, aunque es probable que siempre le encontremos pegas.