Saltar al contenido
TV

La mejor guía para comprar una Smart TV

smart-tv

De la ‘caja tonta’ a una ‘tele’ inteligente

La televisión convencional, esa invención que aterrizó en los hogares en los años 50 del siglo XX, nunca se había ganado tan a pulso como ahora la calificación de caja tonta. El deterioro de la calidad de la oferta de contenidos generalista (la oferta que no es de pago, para entendernos) ha contribuido a poner de moda el término telebasura. Abundan contenidos de lo más flojos. Además, para consumir la tele al modo tradicional, tenemos que suportar eternos bloques de anuncios.

Para huir de esa dinámica, estos últimos años se han consolidado las teles inteligentes, las Smart TV. De hecho, hoy en día, todas las teles nuevas a la venta ya son smart. Otra cosa es que le des o no el uso para el que están pensados estos televisores. Y es que las Smart TV están diseñadas para consumir contenidos online: plataformas online nativas como Netflix, o plataformas o versiones online de los canales generalistas de toda la vida. Asimismo, estos equipos también te permiten aprovechar aplicaciones y sitios online como Youtube.

Por supuesto, las Smart TV también hacen posible que veas la tele como siempre lo has hecho. Es decir, a través del sintonizador que lleva la tele, y gracias a la señal que te llega desde una antena.

El televidente toma las riendas y gana capacidad de elección

Con las Smart TV puedes acceder a todo un nuevo horizonte de contenidos gracias a la conectividad a internet. Puedes consumir películas o programas bajo demanda, puedes acceder a tu perfil de Facebook y puedes entretenerte con los vídeos de Youtube. El televisor deja de ser tonto y tú cobras todo el protagonismo. En resumen, ya no estás a la espera de lo que te eche el canal de turno, sino que puedes decidir cómo pasar tu tiempo frente a la pantalla.

smart-tv-familia

¿Qué plataformas de TV puedes consumir?

Una de las mejores formas de aprovechar una Smart TV es el acceso a plataformas online de televisión.

Plataformas online de las teles tradicionales. Los canales de siempre han creado sitios web para el acceso a la carta y en tiempo real a sus contenidos.

Si antes grababas programas o películas en una cinta de VHS o bien en el disco duro de la tele o de algún dispositivo conectado a ésta, ahora ese hábito deja de ser tan necesario. Con las Smart TV, puedes ver en cualquier momento ese programa que tanto te gusta y que no pudiste ver anoche porque tuviste una cena o te fuiste a dormir pronto. El programador lo ha puesto a disposición de los usuarios en su plataforma online, así que lo puedes ver cuando te plazca. Muchos de los contenidos que las teles generalistas están disponibles a la carta.

Plataformas nativas de televisión online. HBO, Netflix, Amazon y DAZN (emite moto GP) son algunas de las plataformas de televisión online nativas. Es decir, que han nacido directamente en internet, sin tener un origen en un canal generalista. Asimismo, las operadoras de telecomunicaciones han creado sus propias plataformas de contenidos para fidelizar a sus clientes.

Para ver la televisión autonómica de tu tierra de origen

La Smart TV te permite consumir canales autonómicos que, a través del sintonizador, no puedes disfrutar desde tu comunidad autónoma. En España, donde tantas personas han hecho vida lejos de su tierra de origen por la emigración, la Smart TV abre muchas posibilidades. Quien tiene orígenes gallegos y vive en Madrid, puede ver la tele autonómica TVG desde su casa. Y quien tiene raíces andaluzas y reside en Barcelona, puede seguir la programación de la televisión autonómica Canal Sur desde su sofá.

¿Qué tecnologías emplean las Smart TV en el mercado?

Las Smart TV son teles con un sistema operativo propio, como pasa con un ordenador, un smartphone o una tableta.

Algunos fabricantes cuentan con su propio sistema operativo. Por ejemplo, Samsung y LG (WebOS).

Otras marcas integran Android en sus equipos. La disponibilidad de Android ofrece muchas ventajas. Y es que muchas de aquellas Apps o aplicaciones que ya tienes en tu smartphone, las puedes tener también en tu tele.

¿Qué versión de Android tiene el equipo?

Si la televisión que deseas adquirir lleva Android, debes preguntar de qué versión se trata. En la actualidad, ya vamos por la versión 9. Por tanto, si la Smart TV tiene una versión algo antigua, como 4 o 5, deberías preguntar si ese Android es actualizable.

¿Le llega el WiFi a la ‘tele’?

Puede parecer obvio, pero es importante remarcar que para un buen aprovechamiento de una Smart TV necesitas acceso a internet. A partir de ahí, y cuando tengas la tele ya instalada, debes comprobar si le llega bien la señal de WiFi. ¿Cómo averiguarlo? Muy fácil: si no llega bien, no vas a poder ver los contenidos online, o los vas a ver con cortes o de forma defectuosa.

“Si tu tele no accede bien al WiFi (podría ser que el router esté muy lejos), te recomendamos situar un emisor de WiFi cerca. Puede ser un repetidor. Se trata de una situación más habitual de lo que te piensas, porque en muchas casas puede haber varias Smart TV, y alguna de ellas podría estar muy alejada del router”, explica Albert Loran, de BEEP.

¿Por qué tienes que saber qué es el protocolo DLNA?

Las Smart TV disponen de conectividad (por cable o inalámbrica) para acceder a internet y a otros dispositivos conectados a la red doméstica mediante el protocolo DLNA (Digital Living Network Alliance). “Te descargas una aplicación DLNA en tu Smart TV y ya puedes compartir todos aquellos contenidos que tengas en tu portátil y móvil en la tele”.

¿Qué conexiones debe tener tu Smart TV?

Conexiones HDMI. Es bueno que comprobemos que haya varias conexiones HDMI (como mínimo, 2) para poder conectar, con la mayor calidad de imagen y sonido, otros dispositivos, como consolas, decodificadores o reproductores de Blu-ray. Cuanto más holgado vayas de conexiones HDMI, mejor. Así no tienes que desconectar ningún equipo cuando quieres conectar la cámara de fotos a la tele.

Conexiones USB. Como mínimo, debería contar con una conexión USB.

Un equipo con cierta edad podría no soportar algunas versiones de Apps

Debes tener en cuenta que, a partir de cierta edad, tu Smart TV podría dejar de soportar ciertas Apps. Un ejemplo: quien ahora tenga una televisión inteligente de 8 años, no puede acceder a Youtube. Y es que la versión actual de Youtube exige unos recursos que esa televisión no ofrece.

smart-tv-videoconferencia

¿Te animas a hablar por Skype?

Uno de los grandes atractivos de las Smart TV es su potencial para convertirse en un equipo de videoconferencia para el salón de tu hogar. Y es que puedes emplear Skype, una aplicación de éxito en sobremesas y tabletas para hacer llamadas y videollamadas a través de internet.

Para que le saques el máximo provecho a Skype, el Smart TV debe disponer de micrófono y de cámara. Así, tu interlocutor te podrá escuchar y también te podrá ver.

Cómo convertir a tu tele no ‘Smart’ en una tele ‘Smart’

Si tienes una tele no Smart y no crees que sea el momento de adquirir una Smart TV, siempre puedes optar por un aparato Cast. Se trata de una Smart TV externa, que puedes controlar desde tu smartphone. Son dispositivos, como el Chromecast, que puedes conectar a tu tele vía HDMI.

Pantalla: ¿LED u OLED?

La tecnología LCD de las pantallas ha dado paso a las tecnologías LED y OLED.

LED. La pantalla deja pasar la luz blanca que se proyecta desde la parte de atrás. Cada subpíxel es un filtro de color. Por esa función de filtro, nunca se obtiene el color negro propiamente dicho. En cambio, se logra un gris muy oscuro.

OLED. Esta tecnología ofrece una mejor imagen y unos anchos de pantalla de milímetros. Cada subpíxel se obtiene con una bombilla.

Ojo con el cambio al sintonizador DVB-T2

Si aún consumes horas de televisión a través del sintonizador de TDT, tienes que saber que en los próximos meses va a haber un cambio de tecnología. Se va a pasar del DVB-T al DVB-T2.

Los Smart TV que se comercializan y se ha comercializado últimamente, ya prevén este cambio. Pero si tu equipo es algo antiguo, deberás conseguir un sintonizador externo, que conectarás a tu televisión a través de una conexión HDMI. Si te suenan los inicios de la TDT, ya recordarás que, entonces, los televidentes compraban dispositivos de TDT externos porque las televisiones más viejas no disponían de ese sintonizador.

smart-tv-familia