Saltar al contenido

25 consejos para prolongar la vida de la batería de tu móvil

smartphone-prolongar-vida-batería

Alargar la vida de la batería es clave a la hora de alargar la vida del smartphone. Sobre todo si se tiene en cuenta la dificultad para reemplazar las baterías de iones de litio en muchos modelos de teléfonos inteligentes. En muchos smartphones, el acceso a la batería es todo un reto. Por ejemplo, en los iPhone y en muchos móviles de media y alta gama de marcas como Samsung. En estos casos, el recambio de la batería puede salir muy caro.

En este contenido de El Blog de BEEP Informática te proponemos varios consejos para ampliar el ciclo vital de tu smartphone. Se trata de recomendaciones que te van a ayudar a aumentar el número de años y de meses de duración de la batería, antes de que ésta tenga que ser reemplazada.

batería-smartphone-deterioro

¿Cómo se deteriora la batería del móvil?

Con cada ciclo de carga, la batería del móvil se deteriora ligeramente.

La ciencia confirma que las baterías pierden fuerza con el paso del tiempo

Según dos papers de la publicación Nature Communications, divulgados en 2014, las baterías de litio de los smartphones se desgastan con el tiempo.

Ciclo de carga

Por ciclo de carga entendemos la descarga y carga total de la batería, desde el 0% hasta el 100%. Las cargas parciales cuentan como una fracción de un ciclo. Así, por ejemplo, cargar el móvil desde el 50% hasta el 100% representaría la mitad de un ciclo de carga. Si haces esa misma acción dos veces, estás llevando a cabo un ciclo de carga completo.

Algunos usuarios realizan más de un ciclo de carga al día. Otros, emprenden menos de un ciclo de carga cada 24 horas. Todo depende del uso que le des al móvil. De cuánto lo empleas (horas de uso) y de cómo lo haces (actividades que realizas con el dispositivo).

20% de pérdida de capacidad tras 400 ciclos de carga

Los fabricantes de baterías afirman que la capacidad se reduce en un 20% tras 400 ciclos de carga. Por tanto, tras todas esas cargas, la batería pasa a almacenar el 80% de la energía que era capaz de retener cuando encendiste el móvil por primera vez.

Y el proceso de deterioro no se detiene ahí. Con el ciclo de carga número 401, la batería del smartphone sigue degradándose. Y con el ciclo de carga número 402. Y con el ciclo de carga número 403.

Para algunos, esta estimación de desgaste (20% tras 400 ciclos de carga) podría quedarse corta y sería mayor en realidad.

El proceso de desgaste es tan evidente, que Apple ha admitido haber ralentizado modelos antiguos de iPhone para compensar el deterioro de las baterías.

Objetivo: menos ciclos de carga sin renunciar a tu forma de usar el smartphone

Por todo lo dicho, se deduce que, a menos ciclos de carga, más años y meses de vida le estás dando a la vida de tu batería. Por tanto, se trata de aprovechar aún mejor la batería, de modo que te cunda más.

En otras palabras, cuantas menos veces vacíes y recargues la batería, más te va a durar la batería como componente crucial de tu smartphone.

A la búsqueda de un feliz equilibrio entre ahorro energético y disfrute del móvil

En todo caso, no se trata de renunciar a ninguno de los usos que le des al móvil. Porque, si compraste un smartphone, lo compraste para usarlo.

La idea más bien es buscar un equilibrio entre el ahorro y la longevidad de la batería, y tu forma de usar el dispositivo. Debes poder emplear el móvil cómo y cuándo quieras

Algunos de los consejos que os vamos a dar impactan de forma directa en la eficiencia energética del móvil. De este modo, favorecen unos ciclos de carga más espaciados (lo que, a su vez, contribuye a la longevidad del dispositivo). Un ejemplo de este tipo de recomendaciones es reducir el brillo de la pantalla.

Otras indicaciones persiguen quitar estrés y tensión al smartphone. Estas acciones inciden muy directamente sobre la longevidad del equipo. ¿Un ejemplo? Evitar las temperaturas extremas.

smartphone-sol

Ni frío, ni calor

Para asegurar una larga vida de la batería, debes evitar las temperaturas extremas. Ni frío, ni calor. Ni en invierno ni en verano es una buena idea dejarte el móvil en el coche. En la época veraniega, hay que ir con especial cuidado. Y es que es muy fácil olvidarse el smartphone al sol, encima de una toalla o encima de la mesa de una terraza. En El Blog de BEEP Informática hemos elaborado un artículo a fondo sobre los peligros del sol y de las altas temperaturas para móviles y otros dispositivos de movilidad.

Evita la carga rápida

Algunos smartphones facilitan la carga rápida. Se trata de una tecnología que puede ser muy útil cuando es estrictamente necesaria. Ahora bien, este tipo de carga pone a la batería bajo estrés y contribuye a su deterioro. En otras palabras: las cargas normales son mejores para la longevidad de la batería.

smartphone-carga

Ni al 0%, ni al 100%

Te desaconsejamos dejar caer la batería al 0%, o cargarlas hasta el 100%.

Un ‘vicio’ heredado del pasado

Se trata de una mala práctica heredada de un tiempo pasado, cuando las baterías recargables tenían memoria. Si no las cargabas y descargabas del todo, las baterías recordaban y veían reducida su capacidad. Por tanto, lo mejor era dejar la batería a cero. Y recargarla hasta alcanzar el 100%.

Carga ideal: entre el 45% y el 75%

Las nuevas baterías funcionan de forma diferente. De hecho, descargar y cargar del todo, son acciones nocivas para la batería. En un mundo ideal, el objetivo es mantener el nivel de carga entre el 65% y el 75%.

Ahora bien, nadie va pendiente en todo momento de la barra de carga, así que una horquilla idónea más realista es la del 45%-75%.

¿Sigue siendo un espectro de carga difícil de mantener en tu día a día? Bueno, pues debes saber que también es bueno mantener la batería entre el 20% y el 90% de capacidad, un rango muchísimo más asequible.

El fabricante Samsung afirma que hay que impedir que la batería baje del 20% de capacidad.

Para conseguir mantener la batería siempre en los rangos mencionados, es bueno que vayas cargando en sesiones de pocos minutos.

Podemos decir que un nivel óptimo de carga es el 50%. Eso sí, sea como sea, evita a toda costa que la batería se desplome a cero o que ascienda hasta el 100% de carga.

Al 5% una vez al mes, para recalibrar

Es bueno dejar que la batería se descargue casi del todo, a un nivel del 5%, “para recalibrar”.

vida-batería

Carga el móvil al 50% si lo vas a guardar durante un tiempo

Ya hemos dicho que el nivel óptimo de carga es el 50%. Este porcentaje es una referencia, una guía.

Pues bien, ese porcentaje saludable de carga es idóneo si vas a guardar tu móvil durante un período extenso de tiempo. Por tanto, deberías cargarlo hasta el 50% antes de desconectarlo y de guardarlo. Ni se te ocurra apagarlo cuando esté al 0% o al 100%, antes de aparcar el dispositivo durante un largo tiempo. Si lo haces así, la batería se resentiría.

Gasta menos batería para alargar su vida útil

Hasta ahora, hemos explicado acciones y rutinas que te pueden ayudar a alargar la vida útil de tu batería. A partir de ahora, enumeraremos consejos con los que mejorar el aprovechamiento de la batería.

Con esa optimización energética, reduces el número de ciclos de carga (la descarga y carga total de la batería) y, por tanto, contribuyes a una vida más larga de la batería. Y es que, como explicábamos más arriba, cuantos más ciclos de carga, más se deteriora la batería.

Así que son positivos para la longevidad del móvil todos aquellos comportamientos dirigidos a consumir el mínimo de batería necesario. El término clave es optimizar el uso y consumo de la batería.

Mira vídeos y juega con moderación

Junto a las aplicaciones (de las que nos ocupamos en otro punto de este artículo), los vídeos y los videojuegos son los dos contenidos que más energía consumen. Se trata de contenidos que obligan a tener la pantalla en funcionamiento durante largos períodos de tiempo.

smartphone-brillo

Reduce el brillo de la pantalla

La pantalla del móvil es el componente que más batería suele consumir. De modo que, si bajas el brillo de la pantalla, ahorrarás energía. El empleo del auto brillo es una buena opción, aunque también es cierto que esta función hará trabajar más el sensor de luz.

Lo ideal, aunque difícil de llevar a cabo, es cambiar el brillo de la pantalla cada vez que cambien las condiciones de luz en las que te encuentras.

Disminuye el tiempo de espera de la pantalla

Si tienes la pantalla encendida y la dejas de utilizar, se apagará tras un corto período de tiempo, que suele ser de uno o dos minutos. Para ahorrar energía, puedes reducir ese tiempo de espera.

A veces, con 30 segundos tienes más que suficiente. Ahora bien, piensa que si ese tiempo es muy corto, la pantalla se te puede ir a negro justo cuando estás a la mitad de un interesante artículo periodístico o chequeando las instrucciones de una receta.

Android-apps

Replantéate el uso de Apps ‘voraces’ con la batería

Si gastas batería a un ritmo trepidante, deberías revisar tus hábitos con redes sociales. ¿Estás enganchado o enganchada en todo momento a Facebook desde el móvil? Aplicaciones como Facebook son muy voraces. Es decir, consumen mucha batería.

Borra o restringe los permisos de Facebook

La opción más drástica es borrar Facebook. Otra alternativa es restringir los permisos (autoreproducción de vídeo, notificaciones, etc) y reducir el uso de la aplicación.

Puedes acceder a Facebook desde tu navegador

Puedes acceder a Facebook desde el navegador de tu smartphone. La experiencia es muy similar a la que tienes a través de la aplicación. Incluso puedes recibir notificaciones. Para un acceso rápido, pon Facebook.com en los marcadores de tu navegador.

En algunos móviles, estas redes sociales vienen preinstaladas. Por ello, no se pueden borrar, pero sí que se pueden deshabilitar.

¿Qué otras Apps te hacen malgastar batería?

Echa un vistazo a los ajustes de batería para descubrir qué otras Apps emplean una cantidad desproporcionada de energía. Cuando las hayas localizado, bórralas, deshabilítalas o restringe permisos.

Piensa que algunas aplicaciones tienen versiones light o ligeras, que generalmente ocupan menos espacio, emplean menos datos y requieren menos energía.

Alerta con las Apps con geoposicionamiento

Las Apps que recurren al GPS son especialmente intensivas en el uso de la batería. Algunas aplicaciones, como Google Maps, realmente necesitan saber donde estás para funcionar bien. Pero otras, como Facebook, no necesitan esa información para ofrecer un rendimiento satisfactorio.

No es fácil la misión de conseguir un mejor uso energético de las aplicaciones del móvil. La principal razón es que aquellas Apps que gastan más batería son las que más utilizas. Por tanto, no las vas a borrar, y difícilmente reducirás su uso. Una buena idea es restringir los permisos.

Compra la versión premium de Apps que uses a menudo para librarte de los anuncios

Muchas Apps tienen tanto versión gratuita como de pago. La gratuita suele ser sufragada con anuncios. Y, como te debes imaginar, esos anuncios que te van apareciendo hacen gastar más datos y más energía.

Por tanto, si una App es imprescindible para ti, te aconsejamos hacerte con la versión premium. A la larga, te saldrá a cuenta. Consumirás muchos menos datos y mucha menos batería

Por otro lado, te beneficiarás de una pantalla limpia de publicidad y disfrutarás de una versión de la App con más prestaciones. Además, contribuirás al desarrollo de la industria de los desarrolladores de Apps.

¿Tu móvil sincroniza datos demasiado a menudo?

Casi seguro que utilizas el email y aplicaciones de todo tipo en tu smartphone. Estamos hablando de Apps que buscan actualizaciones y que se sincronizan frecuentemente.

Esas sincronizaciones hacen que la batería se gaste con más rapidez.

Por tanto, revisa tus ajustes de sincronización en tus Apps y en tu email, de modo que solo se hagan sincronizaciones al ritmo que tú necesites.

Desactiva WiFi, Bluetooth y GPS si no los necesitas

Si los tienes activados, WiFi, Bluetooth y GPS están regularmente chequeando a la búsqueda de señal. Y esa búsqueda consume energía.

Por ese motivo, si no vas a necesitar ninguna de estas tecnologías, lo mejor es que las desactives.

Así que, cuando salgas de casa, no te olvides de desactivar el WiFi. Y haz lo mismo con el Bluetooth cuando no te tengas que conectar a ningún dispositivo.

batería-modo-ahorro

Pon el modo ‘Ahorro de batería’

La mayoría de smartphones disponen de un modo de Ahorro de batería. Este modo desactiva acciones innecesarias. Por ejemplo, el chequeo automático para la recepción de nuevos emails. Se trata de un modo que podemos establecer de forma manual o bien automática (cuando la batería del teléfono cae por debajo de un nivel prefijado).

Con el Ahorro de batería, el rendimiento del dispositivo empeora. Sin embargo, la batería te cunde mucho más.

Revisa la salud de tu batería

Las versiones más actuales de iOS te mostrarán la salud de la batería. En Android, esa función no está disponible, pero hay Apps de terceros que te permiten hacer un chequeo a la batería.

Utiliza siempre el cargador oficial

Asegúrate de que utilizas el cargador que venía en la caja con tu smartphone. Y, si este cargador se deteriora o estropea, ve a buscar un cargador exactamente igual. El cargador oficial es un buen primer paso para garantizar unas prácticas de recarga óptimas.

Actualiza el software del dispositivo

Comprueba que has llevado a cabo la última actualización disponible del software de tu dispositivo.

señal-pobre-smartphone

Huye de los lugares con poca señal

¿Tienes poca señal? ¿Cuántas barras de señal te indica la pantalla?

Son preguntas importantes, ya que tu dispositivo gasta más batería si estás durante mucho tiempo en una zona con una cobertura pobre. ¿El motivo? Tu móvil gasta más energía comunicándose con tu operador de red.

El uso de datos en áreas con una señal baja puede drenar tu batería. Te aconsejamos que desactives los datos si te estás quedando sin batería y no necesitas el acceso a internet.

Usa WiFi siempre que puedas

Cuando tengas WiFi a tu alcance, utilízalo. No solo ahorra datos, sino que consume menos batería que la conexión que ofrece el operador para tu móvil.

Por este motivo, no te olvides de activar el WiFi cuando estés en tu hogar. Y no tengas vergüenza de pedir la contraseña cuando estés en una cafetería o en casa de un amigo.

modo-avion

 

Emplea el ‘Modo Avión’

Si la batería empieza a estar baja, deberías activar el Modo Avión. Con este modo, desactivas el WiFi y el Bluetooth.

Ahora bien, debes saber que si quieres activar de nuevo cualquiera de estas dos tecnologías, lo puedes hacer de forma manual sin abandonar el Modo Avión.

Desactiva las actualizaciones en segundo plano

Por defecto, las aplicaciones se refrescan o actualizan en un segundo plano. Puedes elegir que solo lo hagan cuando estás conectado a una red WiFi. En todo caso, estas actualizaciones pueden exprimir la batería.

Para deshabilitar estas actualizaciones, lo puedes hacer app por app. En los modelos iPhone, tienes que ir a Configuración y, una vez ahí, a Actualizaciones en segundo plano. En Android, debes ir a Configuración y a un apartado referido al uso de datos.

Impide las actualizaciones automáticas de Apps

Para mejorar la eficiencia energética de tu móvil, puede ser clave impedir las actualizaciones automáticas de las Apps.

Para ello, en los iPhone debes ir a Configuración, a [tu nombre] y a iTunes y App Store. Una vez ahí, puedes indicar que no deseas descargas automáticas.

En Android, abre Google Play. Despliega el menú lateral y selecciona Ajustes. Dentro de este submenú, verás la opción de desactivar las actualizaciones automáticas en Android.

siri-batería

Apaga los asistentes de inteligencia artificial

Si te has propuesto gastar menos batería, te recomendamos dejar fuera de juego el asistente de inteligencia artificial de tu móvil.

En muchos dispositivos Android, cuentas con el asistente de Google, al que puedes invocar diciendo “OK Google”. Eso significa que el micrófono del móvil debe estar en marcha para escuchar las mágicas palabras. Se trata de un gasto de energía innecesario, sobre todo si se trata de una función que utilizas muy esporádicamente. Lo puedes desactivar en los ajustes de Google.

En tu iPhone ve a Configuración, selecciona Siri y desactiva Oye Siri.

Desmarca los ‘widgets’ que no utilices

Los denominados widgets te permiten ver con un simple vistazo la información relevante de las aplicaciones que más utilizas. Pero debes tener en cuenta que consumen batería al actualizarse. Por tanto, es una buena idea revisar qué widgets tenemos activos. Si utilizamos poco alguno de ellos, desmárcalo.

Desliza la pantalla hacia la derecha, y te aparecerá la pantalla de notificaciones. Busca el botón Editar y elige tus widgets.

Deshabilita los efectos visuales

Los fondos animados dan personalidad a tu smartphone. Sin embargo, al mismo tiempo malgastan energía de la batería. La recomendación es cambiar a un fondo de pantalla estático.

Desactiva sonidos innecesarios

El altavoz del iPhone gasta batería. Por ello te aconsejamos desactivar aquellos sonidos que no sean cruciales para el funcionamiento del móvil. Por ejemplo, los clics del teclado o el que suena al bloquear la pantalla. Estas opciones se pueden deshabilitar en Ajustes > Sonidos.

batería-smartphone